Princisia vanwaerebeki "Tricolor"

Princisia vanwaerebeki "Tricolor" (Van Herrewege, 1973)




  • Clasificación taxonómica:
    1. Phylum: Arthropoda
    2. Clase: Insecta
    3. Orden: Blattodea
    4. Suborden: Dictyoptera
    5. Familia: Blaberidae
    6. Género: Princisa
    7. Especie: P. vanwaerebeki

Distribución
Sudeste de Madagascar

Alimentación
Omnívora (Fruta, comida de perro, de pez... ). Es conveniente dar una dieta variada, con alguna fruta o verdura de donde puedan obtener el agua, sino hay que ponerle un recipiente con agua.

Descripción
  •  En comparación de otras cucarachas silbadoras poseen gran tamaño, con unos 6 centímetros de longitud . Son totalmente ápteras (no poseen alas en ningún estadio de su vida). El tórax lo tienen de color oscuro, con manchas rojizas a los lados, mientras que el abdomen se basa en un franjeado de colores oscuros y claros. Las ninfas tendrán un color oscuro que irá cambiando con las mudas.
  • Sin duda, lo que más caracteriza a estos animales es su habilidad para silbar, presionando su abdomen. Estas silbaran al molestarlas, y para enfrentamientos entre machos (siendo habitual escucharlas de noche).
  • Es una cucaracha ovovivípara (los huevos los incuba dentro del abdomen hasta que vayan a eclosionar). Las hembras sacan la ooteca del abdomen para que el macho las fecunde.
  • Los machos poseen unas protuberancias en el pronoto más marcadas que las hembras (además de ser algo más pequeños).

Cuidados
  • Cucaracha fácil de criar 
  • Prefieren una humedad baja (en torno al 50%). La temperatura ideal ronda los 25ºC , aunque aguantan bien si esta sube o baja, aunque se aletargarán más (su ciclo de vida irá más lento)
  • Para el terrario, lo ideal es poner una capa de sustrato de coco seca. Encima pondremos hueveras apiladas (ya sea vertical u horizontalmente). Pondremos un lugar donde le echaremos la comida y un recipiente para que puedan beber (con algodón, o poca agua que no puedan ahogarse).
  • No es una cucaracha demasiado criada en cautividad (al haber otras de mayor facilidad de cría) aunque, por sus colores, merece la pena criarla. 

Macho

Hembra